Las Game & Watch de mi infancia

Ayer mirando el cajon de la mesa donde descansa el monitor de mi PC, oservando toda la mierda que se ha ido acumulando a lo largo de los años, sobretodo drivers de ordenador y algunas cajas de juegos, encuentro en lo profundo de esa pequeña cueva de Mordor dos pequeñas consolas, de las que hacia meses que no sabia nada. Al verlas me entro una nostalgia tremenda, recordando los buenos ratos que me hicieron pasar esperando en la consulta del medico o de camino al colegio en ese Ford Fiesta III de mi madre. Las primeras consolas portatiles que tuve, despues ya llego la Game Boy Pocket. Asi que ni corto pero si perezoso, les hice unas fotos a mis queridas Game & Watch para mostrarlas en sociedad y tambien porque me aburria, todo sea dicho.
Squish

Esta fue la primera que tuve entre mis manos un buen dia de Reyes Magos abriendo regalos como un puto poseído hace ya un puñado años, aunque sin llegar al nivel del niño de la Nintendo Sixty Foooooooooour. El caso es que no recuerdo haber perdido una consola Game & Watch, sino una jodida Game Boy. La confusión de mis padres seguramente vino de que tanto Squish como Game Boy son de Nintendo (si, seguro que fue eso…). La cara que se me quedo al abrir el paquete fue un poco de “¿que mierda me habían encasquetado los Reyes Magos?”. Sin embargo es muy fácil hacer feliz a un niño y en cuanto me puse a jugar no pare, era un vicio tremendo. Es mas, mi hermano mayor se picaba conmigo a ver quien conseguía la mayor puntuación.

La mecanica del juegoo era muy sencilla, como todas las de su especie. Era de doble pantalla, lo cual le daba un punto extra de molabilidad. La mecánica del juego era esquivar las paredes de pinchos que se movían para que no nos aplastaran contra la paredes llenas de pinchos también, que conformaban los bordes de las pantallas, eso en la pantalla inferior, mientras que en la de arriba había un monstruo que nos indicaba en que dirección se movían las paredes de pinchos: arriba, abajo, izquierda y derecha. Ademas, tenia dos modos de juego, uno el que acabo casi de explicar, esquivar simplemente los pinchos y aguantar el mayor tiempo posible. Para ello, contábamos con simplemente 3 vidas y conforme pasaba el tiempo, las paredes se iban haciendo mas complejas y grandes con lo que se volvía mas difícil esquivarlas. El segundo juego, era mas dinámico y divertido, en el que aparte de seguir esquivando esas paredes, en cada esquina había una abertura con un monstruo pequeño en cada una. El objetivo era eliminar los cuatro monstruos lo mas rápido posible, antes de que se volvieran a regenerar. Cuando mas rápido terminabas, mas puntos y cuanto mas avanzabas, las paredes se volvían mas grandes y los monstruos se regeneraban cada vez mas deprisa, con lo que llegaba un momento en que era totalmente imposible tener eliminados a mas de 2 a la vez.

 

No me digais que no dan ganas de jugar 5 minutos

 

 

Siento que no se aprecie del todo bien

 

Gold Rush

Esta segunda y ultima Game & Watch, realmente no es de mis pertenencias, pero como si lo fuera. Perteneció a mis hermanos en aquellos lejanos años de su juventud y mucha caña tuvo que soportar la pobre por parte de aquellos devoradores de videojuegos que aun hoy en día lo siguen siendo en menor medida y que el legado ha caído en un servidor, enfermo mental como todos vosotros. No supe de la existencia de esta Game & Watch hasta un tiempo después de recibir a Squish en Navidades, porque a mi madre no se le había ocurrido nombrarmela (pese a eso, te sigo queriendo xD) hasta que un día la encontré en el fondo de un cajón cogiendo polvo como una cerda, pero ahí estaba su salvador. Las pilas habían adquirido un color negruzco que me daba mal rollo así que las saque con cuidado mientras pensaba cuando tiempo podría llevar esta pequeña consola cogiendo mierda. Le puse pilas nuevas y me sorprendió que aun funcionara, así que le empece a dar caña.

Como todos los Game & Watch, el mecanismo era bien sencillo: Nos encontrábamos en unas grutas buscando oro y teníamos que picar en las paredes que estaban marcadas para encontrar tesoros. Bien sencillo, pero obviamente había enemigos, enemigos que parecían una mierda en forma de L, pero enemigos a fin de cuentas. En cuanto nos tocaran estábamos muertos y podían aparecer detrás de las paredes donde picáramos en vez de aparecer tesoros. Para eliminarlos, podíamos lanzarles el pico y reventarles la cabeza o tirarles magma encima, ya que había un par de zonas donde picábamos y caía magma. Sin embargo, los enemigos una vez muertos volvían a aparecer por lo que era imposible quitárselos de encima, así que debíamos ser los mas rápidos y picar en todas las paredes para pasar de fase. Obviamente, conforme avanzábamos, había mas enemigos y menos porcentaje de que te tocara un tesoro detrás de una pared, así que la diversión estaba asegurada y unos cuantos tacos también.

Anuncios

Publicado el 24/09/2010 en Videojuegos. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: