Analisis: VVVVVV

Enciendo el ordenador, reviso el correo, las noticias deportivas y mi humilde blog, nada nuevo bajo el sol. Accedo a mi cuenta de Steam para  ver si hay alguna novedad y pienso “hoy solo hay morralla”. De repente un juego llama mi atención, algo diferente, nuevo para mi. Solo conocía el nombre, no tenia ni idea de lo que podría encontrar y pese ser nuevo en este mundo (enero de 2010) se te quedan grabadas enseguida en los ojos sus fotos con sabor añejo, pensando que este es el juego que estabas buscando sin buscar nada hoy. Puede que este de suerte, ha llegado justo hoy a Steam y solo cuesta 5 euros. Me empiezo a morder el labio inferior tratando de contenerme y no precipitarme por si no fuera de mi agrado. Por suerte para mi, veo la opción para descargar una demo. Respiro aliviado y clicko sobre el botón de descarga. Solo tarda 30 segundos en completar el proceso y me limito a iniciar impaciente la demo. Se abre una ventanita y no doy crédito a lo que estoy viendo, tan solo me bastaron cinco minutos para darme cuenta de que VVVVVV era grande.


En cuanto nos ponemos a jugar nos da la sensación de que hemos retrocedido unos cuantos años, y es que no es para menos con ese estilo totalmente retro, esa banda sonora y esa jugabilidad tan básica pero que nos dará algún quebradero de cabeza, me ha hecho sentir de nuevo un niño con un Amstrad entre las manos, porque todo en el recuerda a aquella época que ya queda tan lejos.

El juego nos planteo algo bien sencillo como es simplemente utilizar los botones de dirección. Nada mas que eso, así de simple. La gracia de esto es que nuestro personaje no salta, simplemente se adhiere a la pared que tenga en su linea vertical, como si hubiera gravedad en cada pared. Posiblemente, así contado no parezca complicado, pero el juego muchas veces nos requerirá una coordinación de movimientos casi perfecta en cada una de las zonas donde nos encontremos, por lo que moriremos bastantes veces en algunos sitios antes de avanzar. De hecho, en este juego no cuestas con un numero limitado de vidas, sino seria totalmente imposible pasárselo, sino que podemos morir hasta que nos cansemos y reapareceremos una y otra vez en el ultimo punto de control activado (por ejemplo, para pasármelo he invertido alrededor de 800 vidas). Con esta sencilla jugabilidad nos insta a rescatar a nuestra tripulación que al tomar el teletransporte debido a unos problemas, han sido esparcidos por todo el escenario. Además, es obvio que a lo largo del juego nos encontraremos enemigos, de los cuales el mas peligroso son sin duda, los odiados pinchos que están por todas partes. Un simple error y estas muerto.

Pese a su elevada dificultad donde nuestro peor enemigo seremos nosotros mismos, el juego adolece una falta de duración muy importante. Vale que los juegos de hoy en día sean cortos, pero que un juego dure unas dos horas y media, me parece algo ya casi insultante aunque estemos hablando de desarrolladoras independientes, porque por mucho que nos atasquemos en algunas zonas, al final te la consigues pasar en máximo 10 minutos por mucho que mueras (aquí el ratio de muertes va a 2 por segundo, exagerando algo). Para mi es algo muy negativo y hace que al terminar el juego te quedes con un poco cara de WTF. Para “alargar” la vida del juego, han implantado los “objetos brillantes”, que son en total 20 y están repartidos por el mapa, de los cuales, casi todos se pueden conseguir. Además, también están los “Time Trials” donde serán carreras contrarreloj en varias zonas del juego, donde al final eres evaluado. Todo esta muy bien, pero sin embargo, me sigue sabiendo a poco todo esto.

Por otro lado, los gráficos mas retros imposibles, con pixeles como puños, son cojonudos. Es justo lo que necesitaba después de tantos gráficos hiperrealistas, ya me salia urticaria en el ojete de tanto realismo. Simplemente con unos cuantos pixeles y un puñado de colores se puede conseguir que disfrutes como un crió que coje por primera vez el mando de una consola. Y es que sinceramente, prefiero mil veces estos graficos, antes que tener que ver a tios con mas cuello que cabeza, o a emos por doquier por muy realista que sea todo. Además, de que los personajes de VVVVVV con los únicos gestos faciales que tienen (cara feliz, cara triste) son mas carismáticos que la mayoría de los protagonistas de esta generación, cosa que tampoco me extraña excesivamente.

Para terminar, no quiero olvidarme del que quizás es su mayor punto fuerte, su apartado sonoro, que es una jodida maravilla. Al igual que los gráficos, las melodías son muy retro, con unos ritmos tremendamente pegadizos y en general cada pista es una pequeña obra maestra a mi entender. Podría también hablar de los efectos de sonido, pero seria volver a lo mismo, muy retro y muy buenos.

En definitiva, nos encontramos con un juego tremendamente adictivo, del que no dejaremos de intentar pasar una pantalla por muy irritante que pueda llegar a ser. Saca lo que es nuestro orgullo videojueguil y nos obliga a superar el reto aunque no queramos. Desgraciadamente, el juego sabe a tan poco que cuando te lo pasas te preguntaras si esto era una demo del Xbox Live o si realmente era un juego completo. Creo que es un punto demasiado negro aunque no sea una superproducción. Aun así, merece la pena pagar los 5 euros por lo que lo vende Steam, sera una buena adquisición, efímera pero no olvidable.

NOTA: 8’5

Anuncios

Publicado el 26/09/2010 en Análisis, Videojuegos. Añade a favoritos el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Opino como tú. Juegazo como la copa de un pino pero que se acaba demasiado pronto.
    El homenaje a Jet Set Willy me emocionó porque era uno de mis favoritos en MSX.

    • Retrospect

      Gracias por el comentario caballero 😉 Es tan bueno que seguro que sabes como jode cuando lo terminas tan pronto. Eso si, de las mejores inversiones que he hecho en mi vida.

  2. Jugaré, lo prometo, es demasiado tentador como para dejarlo escapar, me recuerda demasiado a mi atari 2600 xD.

    Pdta: Retrospect ya me he pasado Tron Evolution, ya puedo ir a ver Tron Legacy con tranquilidad jajaja.

  1. Pingback: ¿Qué hay en la blogosfera? (I) | Odio a Lisa Simpson

  2. Pingback: Juegos de navegador #2 – Don’t look back « pixfall – blog de videojuegos de ecuador

  3. Pingback: Cuando el pequeño viene pisando fuerte « Inicio

  4. Pingback: Graficos, una opinión « pixfall – blog de videojuegos de ecuador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: