Coldplay – Mylo Xyloto

Portada

Teniendo en cuenta que no he estado probando ningún videojuego nuevo, y que esta misma semana ha aparecido el último trabajo de Coldplay, voy a permitirme hacer algo un tanto diferente a la línea editorial del blog, y hablar sobre el último disco de esta banda tan querida/odiada. Ahí van mis dos centavos:

El disco empieza de una forma insuperable. Después de una introducción un tanto pegajosa, llega Hurts Like Heaven, una de esas canciones que son capaces de alegrar el día a cualquiera. En directo suena aun mejor, al despojarse de toda la sobreproducción que adorna el disco. Este, de hecho, será uno de los principales defectos del mismo. Las canciones serían mejores sin tanto revestimiento, tantos órganos, tantos teclados… y esto se comprueba fácilmente cuando el grupo las toca en vivo.

Encuentro en este disco el mismo problema que en Viva La Vida Or Death… Parece que hay dos Coldplays: unos son los buenos, los de las canciones intimistas y sinceras (Parachutes, A Rush Of Blood…) ; los otros son los que quieren llegar a ser los nuevos U2 (si no lo son ya) por la vía rápida. Esto es, coros, ooohs, lalalas…. para agradar a las masas (X&Y, Viva La Vida). Por suerte, el conjunto de canciones aquí es superior al del anterior disco, del que sólo se salvaban realmente un par de canciones, como Violet Hill.

La colaboración con Rihanna, por otra parte, es uno de los puntos más extraños del disco. La canción no es mala, aunque necesita de varias escuchas para empezar a valorarla, pero sí es de las que deja más que patente el deseo de Coldplay (o de Chris Martin, más bien) por llegar a todo el mundo, para que todo Buda sepa quienes son. Me gustan las colaboraciones, pero este grupo podría haber contado con mil músicos más capacitados que la de Barbados (y que, aun así, es una de las intérpretes más interesantes del mainstream actual). Si Coldplay quieren que se les tome más en serio, deberían dejar este tipo de maniobras a un lado. Nunca veremos a gente como Thom Yorke o Trent Reznor colaborando con Pitbull o David Guetta. Ahí está la diferencia.

Afortunadamente, no todo está perdido. Canciones como U.F.O. o Up In Flames (aunque abuse del falsete en su estribillo) recuerdan a esa buena (grande, a veces) banda que nos convenció con sus primeros discos, y que da la sensación de que intenta luchar consigo misma para ofrecer canciones de verdad, sin artificios ni frivolidades.

Mylo Xyloto supone una mejora con respecto a lo oído en Viva La Vida Or… Tanto las canciones grandes como los cortes intimistas funcionan mejor, aunque el disco deja con incertidumbre a todo aquel que lo escuche. No sé puede saber con seguridad qué camino tomará Coldplay a partir de ahora, aunque me temo que seguirán buscando la grandeza mediante canciones obvias e impersonales. Nada grave, mientras por otro lado sigan incluyendo en sus discos unas cuantas imprescindibles. Aun así, espero equivocarme y que para su próximo trabajo cambien de tercio. Estos músicos han demostrado unas cuantas veces que son más buenos de lo que parecen, o de lo que la gente piensa que son.

Anuncios

Publicado el 30/10/2011 en Musica y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: