Análisis: Vanquish

Vanquish es un juego al que no han jugado ni los propios creadores prácticamente. O al menos yo no conozco a nadie que me diga lo contrario. Se suele decir que una imagen vale mas que 1000 palabras. ¿Que mejor manera de empezar que enseñaros como se luce nuestro frenético protagonista?

Sam Gideon y sus posturitas "reshulonas"

Sam Gideon deslizandose a toda hostia...y poniendose de mierda hasta las patas.

Sam Gideon imitando a Mourinho...con muy poca fortuna

Sam Gideon en las Fallas de Valencia.

Sam Gideon fumándose un peta (tambien se los fuma en la batalla)

Y bueno, lo que habéis visto en las imágenes es básicamente todo Vanquish: un compendio de flipadas, chulerías y ritmo frenético durante 6 horas. Sin parar. Todo aliñado con una colección de robots de todos los colores y tamaños, para no aburrirse vamos. Porque realmente con este juego no te llegas a aburrir por la velocidad que le han querido dar. Es lo único que hace que cada batalla (que son cada 2 por 3 porque no hay otra cosa), no se haga pesada. Eso y el “tiempo bala” mientras haces piruetas sin parar, la mar de chulo la verdad.

Realmente el juego no da para mas y NO quiere dar para mas. Justo lo que da, es lo que promete: acción desenfrenada a raudales. No quiere ser un hermano mayor ni menor de Gears of War, ni de Halo, ni de cualquier FPS. Tiene su propia personalidad y aunque no es nada novedoso ni mucho menos, si pasaremos un rato agradable durante las pocas horas que dura el juego. Duración, que por cierto, pese a ser escasa es acertada, pues mas horas serian difíciles de digerir.

Por otro lado, el juego quiere mostrarnos un lado árcade con todas las puntuaciones y mierdas varias. El problema es que su rejugabilidad es nula. Una vez que terminas, a no ser que quieras trofeos/logros, no hay ni un solo motivo para volverlo a jugar sin mas, pues tampoco podemos competir para ver quien la tiene mas larga con su puntuación. Creo que hubiera quedado bastante bien un modo cooperativo o algo similar.

Otro de los problemas achacables del juego es, sin duda, su casi nulo contenido extra. Es decir, te pasas el juego, ¿y luego que hay? 5 tristes misiones para que te las pases. Bastante difíciles, eso si, pero muy poca cosa. El juego esta falto de modos de juego, que como ya he dicho antes, creo que es un titulo que se prestaría muy bien a ello.

Sin nada mas que añadir, tenemos un juego divertido e igualmente efímero que podría haber sido mejor si fuera mas completo. Una estafa por mas de 12 euros, pero por ese precio (o menos si buscáis), tenéis un titulo que os llenara unas pocas horas muertas.

NOTA: 6

Anuncios

Publicado el 27/08/2011 en Análisis, Videojuegos y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Yo le tenía ganas pero lo de su corta duración y su escasa rejugabilidad me echaron para atrás, a ver si lo veo baratito y le doy una oportunidad. Muy buen análisis.

  2. Yo lo jugué y es justo como dices, unas cuantas horas intensas, llenas de acción, explosiones y disparos. Sin embargo, una vez que llegas a la pantalla de créditos todo termina ahí. lo cierto es que a pesar de la intensidad, es una experiencia demasiado efímera. Si se le hubiera dado una mayor duración o algún tipo de motivación para volverlo a jugarlo, el resultado final hubiese sido muy diferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: