Cuando el pequeño viene pisando fuerte

Todos sabemos como esta la situacion actual de los videojuegos: los FPS siguen en su trono particular y plagando este mundillo con mas y mas titulos clonicos que poco o nada ofrecen ya como experiencia jugable. Por otra parte, las grandes compañias se decantan por una estrategia muy conservadora que se podria resumir en “mas vale malo conocido que bueno por conocer”. Una tactica que da mucho dinero a cambio de sacrificar la originalidad, la novedad o la frescura en sus productos. Podria seguir hablando de otros aspectos del panorama actual, pero el que me interesa ahora es este ultimo.

Muchos podrían decirme que un videojuego solo tiene que divertir, sin exigir nada mas. Esto es justamente lo que quieren vender en muchos casos las compañías. Yo os pregunto a todos si a veces no os cansáis de que os vendan FPS genéricos cuya mayor novedad en varios años ha sido añadir los sistemas de coberturas (por poner un ejemplo). Como gran consumidor de esta industria reclamo algo mas que una simple diversión, la cual nunca esta de mas de vez en cuando, pero no siempre.  Cada vez mas quiero videojuegos que se hagan como lo que pueden llegar a ser y no como simples productos. Todo esto lo llevo encontrando estos últimos años en los denominados juegos indie. Juegos de estudios independientes, con recursos limitados pero hechos con todo el mimo del mundo de jugones para jugones. Son originales, ambiciosos y con juegos que encierran elementos tan simples pero a la vez tan importantes. Claros ejemplo recientemente pasados de ello son el maravilloso Braid, con una puesta en escena deslumbrante y una jugabilidad original y trabajada; World of Goo, el claro ejemplo de cuando lo simple resulta atractivo y adictivo por partes iguales; Plants vs Zombies, dándole un lavado de cara en todos los sentidos al tan estático genero que es el Tower Defense. Sin olvidarnos de esa aventura gráfica tan entrañable que es Machinarium o del sobrecogedor Penumbra.

Como un cuadro

Con toda la parrafada de antes no quiero decir que todo lo grande es mierda y todo lo pequeño gloria. Como en cualquier lado, hay de todo, pero no deja de resultar cierto el hecho de que cada día los pequeños juegos se crean un hueco mas grande en el mercado, llegando a adquirir un nivel de importancia actual mas que notorio. Todo bien merecido por su esfuerzo y buen hacer, que como ya he dicho antes, no es otro que el de dotar a sus juegos con algo especial. Unos tienen una ambientación y nivel de inmersión magistral, otros tienen una jugabilidad ingeniosa y novedosa u otros simplemente cuentan con un trabajo artístico excepcional, entre otras cosas. El punto fuerte de todo esto es el soplo de aire fresco o vuelta de tuerca que dan esos juegos a la industria, dando así una pequeña lección a todas aquellas compañías faltas de originalidad.

 

Braiiiiiiiiiiins

Este año pasado no ha sido menos brillante en cuanto a producción independiente se refiere. Hemos tenido de todo para todos los gustos. He aquí los títulos mas llamativos de este 2010:

– Minecraft: Quizás el juego que mas ha revolucionado a la industria. De hecho, su aparente sencillez encierra una complejidad tan grande como la capacidad imaginativa que puedas tener. Porque ese es, precisamente, casi el limite que te podrás encontrar jugando. El terreno entero esta formado por cubos, incluido tu personaje y el objetivo del juego no es otro que construir y construir todo lo que se te ocurra. Se podría decir que es como una especie de Lego, solo que aquí tendremos que protegernos de los monstruos que aparecen por la noche. Con un poco de trabajo conseguiremos hacer desde vías, minas y granjas hasta edificios y castillos. Y como en todos los juegos, siempre hay gente dispuesta a hacer cosas impresionantes como la nave de Star Trek en su tamaño original. Todo un ídolo de masas en poco tiempo.

– VVVVVV: Con este nombre tan chocante, se nos presenta un plataformas a la mas antigua usanza. Su simpleza en la jugabilidad es apabullante y junto a su estilo retro nos recordara a la poca dorada de las Atari, Spectrum y demás. La idea ya de por si es atractiva, y si a esto añadimos el planteamiento que debemos seguir para superar el juego,  tenemos algo realmente genial. En el juego no podremos saltar normalmente, solo ir de pared en pared. No seria justo no mencionar el carisma de sus personajes que con tan solo mostrar caras tristes o alegres, lo hacen mas carismáticos que la gran mayoría de los personajes de esta generación. Por ultimo, nos imparten una lección de como hacer una banda sonora que es una autentica delicia y que yo considero de las mejores que he escuchado nunca. Mi análisis aquí

– Super Meat Boy: Otro plataformas y otro que ha causado tanto furor entre los jugadores como Minecraft. Este, sin embargo, es menos original en todos los términos que VVVVVV. Pero por otro lado, tenemos su estilo totalmente desenfadado, una impresionante dificultad y una adictividad tan grande que hace honor al ya manido “una vez mas y ya”. De esto pueden dar fe muchos jugadores, sobretodo los que participan en el concurso de El Pixel Ilustre. Como ya he dicho no aporta nada realmente original, simplemente su extrema dificultad hace que sea una droga para todos aquellos jugadores que tengan un mínimo de orgullo.

– Amnesia, The Dark Descent: Mi favorito. De los creadores de Penumbra llego esta obra maestra no sin dificultades, entre ellas la falta de presupuesto y por consiguiente la rebajada voluntaria de sueldo para terminar el juego o la filtración del juego antes de su salida para ser descargado sin tener que pagar. Aun pese a todo esto, el juego ha sido un éxito y a superado las expectativas de ventas del estudio. Este juego supo crear una atmósfera realmente agobiante y terrorífica. Su acierto radica en varias puntos como el del desarmar totalmente al jugador y hacer de la oscuridad presente durante casi todo el juego tu mejor y peor aliado, o lo que es lo mismo, terror psicológico. La inmersión es casi total, y puedo decir que nunca me he sentido tan vulnerable y nenaza.

– The Ball: Emulando en parte al gran Portal, aquí contaremos con una idea atractiva en la que contaremos con un compañero inanimado que deberemos utilizar siempre. No es otra cosa que una bola gigante. Con ella mataremos enemigos, resolveremos trabajados puzzles físicos, por lo que al final nos daremos cuenta que es una extensión mas de nuestro y no una simple bola. Ademas el diseño de niveles están bien pensados y trabajados. No nos dará nunca la sensación de repetición que ocurre a menudo. Todo esto apoyado con el ya tan manido motor gráfico Unreal Engine 3, os dará una muy grata sorpresa a mas de uno.

– Limbo: Otra de las gratisimas sorpresas de este pasado año. Un plataformas 2D en scroll horizontal, que sabe perfectamente meterte en el juego sin explicarte absolutamente nada y que la libre interpretación del asunto es un punto a favor. Su estilo artístico impecable es una gozada. Su blanco y negro y su entorno tan lúgubre nos recuerda al Tim Burton mas oscuro. Ademas unos puzzles bien pensados que se resolverán con el típico “ensayo y error” harán del juego un reto digno de mención.

Estos son algunos de los ejemplos que han surgido este pasado año. Es innegable que si los estudios independientes siguen a este paso llegaran a ser un activo muy importante dentro de la industria y llegaran a hacerle sombra (si no lo hacen ya) a las grandes compañías. Aunque eso si, a Konami, Nintendo y demás compañías les diría que no se preocupen, puesto que sus ventas no van a sufrir ningún revés. Aunque pensándolo fríamente, ¿seria mejor dejar todo tal y como esta o se podría apoyar aun mas a los pequeños estudios? Al fin y al cabo, debe de haber de todo en la viña del señor…

 

Anuncios

Publicado el 15/01/2011 en Videojuegos y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 12 comentarios.

  1. La lista que has hecho es una pasada en cuanto a calidad…
    Originalidad es lo que le falta a esta industria. Ojo, no quiero decir que para ello todo tengan que ser juegos de ingenio o de otros géneros menos comunes en la actual generación, me refiero a que estoy cansado de clones por todas partes (excepto en los JRPGs, que se lo perdono todo xD).

    Del The Ball no sabía ni que existía…

  2. Yo en el mundo del Pc no conozco mucho ya que no lo uso mucho para jugar (mas que nada por que mi portatil no corre muchos juegos, si por mi fuera…), pero en consolas los Arcade estan pisando muy muy fuerte.

    Y es que es tan simple como que la originalidad es mucho mayor en estos juegos y esto se nota a la hora de jugarlo. Limbo y Braid son dos juegos a los que les tengo bastantes ganas y espero hacerme con ellos pronto.

    Una entrada muy completa ^^ un saludo desde GungnirGames ^^

  3. Yo destacaría también dentro de esta selección de juegos indie algunos especialmente buenos para wiiware, especialmente la saga BIT.TRIP BEAT o CORE o VOID o RUNNER o FEAT o FLUX (este último aún por publicarse) y que poco a poco se están poniendo a la venta en STEAM.

  4. Retrospect

    @Silvanoshei: Pues ya somos dos. Menos clones y mas originalidad, que a este paso me veo jugando a un COD y a un MOH y no saber cual es cual.

    @Arpiman: Deberías (consejo) crearte una cuenta en Steam para, al menos, poder probar todos los juegos independientes que solo salen para PC. Autenticas joyas. Gracias por el comentario 😀

    @Gastosos: Tenia en mi lista el BIT.TRIP.BEAT, pero al haberlo jugado muy poquito he preferido dejarlo en pronostico reservado, a sabiendas de que es un gran juego. Steam lo peta. Gracias a ti también por el comentario.

  5. En el 2009, juegos como Braid, Trine o World of Goo pusieron el listón de la calidad y la diversión muy alto. El 2010 también ha sido un buen año; quizá no tanto como el anterior, pero casi, gracias a juegos tan notables como VVVVVV o Amnesia, que han sido mis preferidos.

    En resumidas cuentas: Un año más, los juegos independientes nos han salvado de la mayoría de mediocridades de las grandes compañías.

    • Retrospect

      Con decirte que mis tres juegos del año están en el articulo que escrito…creo que las palabras sobran.

  6. Minecraft = Editor de niveles con otro nombre.

    VVVVVV = I Wanna Be The Guy

    Super Meat Boy = I Wanna Be The Guy (otra vez)

    El resto aun los veo medianamente aceptables, sobre todo el The Ball por el aspecto portalesco que tiene y Limbo, que seguramente no sea para tanto, pero la ambientación me encanta.

    • Retrospect

      Vaya un troll estas hecho cabrón xD

      • Oye, que no lo digo para trollear, que lo digo en serio X-D>
        VVVVVV y Super Meat Boy son realmente versiones de IWBTG. Que no digo que sea ni malo ni bueno, porque al menos con este último y con SMB me he divertido bastante (el VVVVVV no lo he probado, pero tiene pinta de ser igual).

        Pero el Minecraft me parece un tostón inmenso. ¿Crear para qué? Si quiero un editor molón me pillo el del Crysis (esto último SÍ es trolleando).

        • Retrospect

          Lo de Minecraft no lo voy a discutir, entiendo que haya gente a la que no le guste en absoluto. Pero créeme cuando te digo que SMB y VVVVVV en lo único que se parecen es que los dos son plataformas. Vale, los dos beben de IWBTG, pero creo que son los bastante diferentes para no ser clones, sobretodo VVVVVV que tiene una propuesta bastante original.

  7. VVVVVV no es una copia de I wanna be the guy, sino un homenaje a Jet Set Willy, pero en vez de saltar, inviertes la gravedad.

  1. Pingback: Artistas Fragmentados « El cuaderno de GredXII

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: